Saltear al contenido principal
El 64% De Los Fondos De Venture Capital Elevará Su Inversión Y Los Emprendedores Buscarán Crecer Más Allá De Chile En 2022

El 64% de los fondos de venture capital elevará su inversión y los emprendedores buscarán crecer más allá de Chile en 2022

El mundo de la innovación local mira estos doce meses con optimismo, que se traduce en inquietud por conquistar mercados e interés de la industria financiera por los nuevos proyectos que están surgiendo . Para los expertos, son señales claras del nivel de madurez que está logrando el ecosistema.
Un halagüeño panorama es el que están avizorando los actores clave del ecosistema de innovación para 2022, de acuerdo con los resultados del primer informe Expectativas 2022, una encuesta aplicada a 15 emprendedores de alto impacto y 22 fondos de venture capital por la Asociación Chilena de Administradores de Fondos de Inversión (Acafi), EY Chile y Endeavor.La idea del sondeo, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 21 de diciembre y el 7 de enero, es conocer la percepción del ecosistema de innovación nacional sobre al escenario local de inversión e internacionalización, así como las principales oportunidades y riesgos que sus actores vislumbran en el corto y mediano plazo.

Los datos hablan de un sector donde lo que prima es el optimismo: el 64% de los fondos de capital de riesgo planea invertir más en 2022, mientras que la mayoría de los emprendimientos piensa internacionalizarse y 67% afirma que buscará sumar áreas de negocio o productos durante este año. ‘La industria de fondos de inversión está aportando de manera creciente en venture capital y private equity, lo que dará un impulso adicional a las startups chilenas con vocación regional o global’, resume Pilar Concha, gerenta general de Acafi.

Un impulso adicional

Lo que reflejan los datos, sostienen los autores del estudio, es un ecosistema que está dando consistentes señales de madurez.

‘La industria de fondos de inversión está aportando de manera creciente en venture capital y private equity, lo que dará un impulso adicional a las startups chilenas con vocación regional o global. La consolidación de este tipo de financiamiento da cuenta del nivel de madurez que ha alcanzado el ecosistema del emprendimiento en Chile, ya que cada vez más empresas acceden a este vehículo de inversión para potenciar sus negocios, crecer y traspasar las fronteras de nuestro país’, enfatiza Concha.

La eventual mayor disponibilidad de financiamiento que, según el estudio, podría verse este año, coincide con una alta demanda por recursos de parte de los emprendedores y que es coherente con sus planes de internacionalizarse o de generar nuevos negocios. De hecho, 67% de los emprendimientos consultados declara que tendrá una estrategia para el levantamiento de recursos para los próximos dos años; un grupo que se divide en el 40% que dice que lo buscará a nivel nacional e internacional y en el 27% que solo lo hará en el exterior.

‘Esta diversificación geográfica de las fuentes de financiamiento responde a un mayor nivel de madurez del ecosistema de emprendimiento chileno. Ambas fuentes de financiamiento (locales y extranjeras) son complementarias. El creciente interés de los venture capital en Chile por financiar emprendimientos, sumado al capital aportado por los fondos internacionales, permiten que estas empresas crezcan y expandan sus operaciones a nivel regional y/o global’, explica Concha.

Oportunidades e incertidumbres

A la hora de evaluar las oportunidades que ofrecen los próximos tres años, entre las mencionadas por emprendedores (13%) e inversionistas (18%) figura la internacionalización de las startups chilenas. Estados Unidos y países latinoamericanos como Perú, México, Colombia, Paraguay y Bolivia asoman como los destinos que más atraen a los nuevos empresarios locales.

‘Consideramos que el escenario de internacionalización será muy favorable en 2022, tanto para emprendedores como para fondos de venture capital. Un 87% de los emprendedores encuestados ya se ha expandido fuera de Chile y un 100% de ellos tiene interés en continuar haciéndolo, mientras que en el caso de los venture capital esta estrategia es la más mencionada como oportunidad; en tanto, un 88% de quienes no están internacionalizados desea expandirse más allá de nuestras fronteras. Ambos actores se dan cuenta que para seguir creciendo deben seguir los pasos que han tomado otras empresas exitosas, siendo la innovación un elemento principal para lograr sus metas’, destaca Cristián Lefevre, presidente de EY Chile.

El sondeo también buscó auscultar cuáles son los principales riesgos que el ecosistema advierte en el horizonte de tres años. Dos conceptos se imponen: incertidumbre y cambios regulatorios. ‘Es un ecosistema que esperamos que siga desarrollando durante este año, y el nuevo gobierno pueda aportar certidumbre y reglas claras para que los distintos actores puedan continuar desplegando su potencial’, asevera Pilar Concha.

‘El nuevo gobierno debe seguir dando certezas de que apoyará a las startups y a los emprendedores, ya que son el futuro y sabemos el importante motor de desarrollo que representan para el país y en la generación de más del 50% de los empleos nacionales. En lo personal, tengo muchas esperanzas y expectativas de que puedan hacer una gran gestión en el Ejecutivo para potenciar el emprendimiento y la innovación, y les deseo mucho éxito en esta labor’, complementa Lefevre.

Por su parte, Bárbara Silva, directora de Estudios y Políticas Públicas de Endeavor, sostiene que un reto clave se deriva de los planes optimistas de ambos actores. ‘Los grandes desafíos para el año 2022 para el emprendimiento están relacionados con tener estructuras de financiamiento innovadoras, que permitan a otros actores entrar a capitales de riesgo, que permitan el escalamiento e internacionalización’.

En específico, considera que se ‘debe avanzar en el apoyo a nuevos tipos de emprendimiento de triple impacto, acortar brechas de género, transformación digital y en encontrar formas de compromiso con el ecosistema local y fortalecer círculos virtuosos’.

__

Fuente: El Mercurio, jueves 27 de enero de 2022

Volver arriba