Saltear al contenido principal
Criterios De Inversión Responsable Ganan Espacio En La Toma De Decisiones De Bancos, Empresas E Inversionistas

Criterios de inversión responsable ganan espacio en la toma de decisiones de bancos, empresas e inversionistas

Conceptos como ESG, PRI e inversiones responsables se han instalado en la discusión económica y en las empresas de Chile y el mundo, como una forma de preocuparse por el impacto no solo monetario de las operaciones, sino también social y medioambiental. Si bien los expertos coinciden en que aún es un mercado incipiente en el país, agregan que tampoco hay vuelta atrás.

Hace unas semanas más de 300 grupos gestores de planes de pensiones, administradoras de fondos y otros servicios financieros estadounidenses, enviaron una carta pública señalando la amenaza sistémica que plantea la crisis climática para los mercados financieros y la economía real. Este grupo llamó a la Reserva Federal y a otros reguladores a actuar para evitar un desastre económico y pidió exigir a las empresas divulgar más sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero, ya que esto podría ayudar a los inversores a tomar mejores decisiones y garantizar la divulgación obligatoria y consistente de las amenazas climáticas que enfrentan las compañías.

BlackRock, firma de gestión de inversiones estadounidense, también anunció a principios de año que empezaría a tomar un rol más activo en votar en las juntas de accionistas contra aquellos directorios/equipos gerenciales que demuestren un insuficiente avance en informar acerca de sus planes para abordar los desafíos de la sustentabilidad, así como en la ejecución de estos. Hace unas semanas BlackRock votó en contra y castigó a más de 53 compañías por su falta de preocupación en acciones climáticas. Otras 91 recibieron notificaciones de advertencia y deben presentar mejoras en los próximos 12 a 18 meses en estas materias. ‘Ese enfoque converge necesariamente con incorporar criterios de sustentabilidad en las decisiones de inversión’, afirma Axel Christensen, director de Estrategia de Inversiones para América Latina de BlackRock, quien agrega que esto lo están desarrollando desde hace varios años y que junto a las buenas prácticas de gobierno corporativo, se ha incorporado la necesidad de tomar en cuenta los riesgos del cambio climático, así como también que las firmas definan su propósito no solo en función de los accionistas, sino toda la sociedad.

Jugada local

En las últimas dos décadas distintas empresas, bancos e inversionistas a nivel mundial empezaron a incluir en sus procesos de análisis y toma de decisiones los criterios de inversión responsable enfocado en temas económicos, sociales y de gobierno corporativo: lo que se conoce como ESG. Por otro lado, en 2005 nace una red internacional de inversionistas que trabajan juntos para incorporar los criterios ESG en sus empresas: los Principios para la Inversión Responsable (PRI).

Chile no se queda atrás y en los últimos años se han incorporado más de 11 administradoras de fondos. ‘Estas gestoras manejan más de US$ 16 mil millones, que representan alrededor del 61,7% de los activos totales de los fondos públicos agrupados en Acafi. Además, en Chile hay seis fondos que se definen como sustentables, los cuales manejan activos cercanos a los US$ 140 millones (diciembre 2018), generando utilidades al inversionista y, al mismo tiempo, solucionando desafíos sociales y medioambientales’, afirma Pilar Concha, gerenta general de la Asociación Chilena de Administradoras de Fondos de Inversión (Acafi).

Banco Santander se unió hace unas semanas al PRI. Si bien Santander Asset Management Brasil y Santander Pensiones en España eran firmantes desde 2008 y 2010, respectivamente, ahora toda la compañía se unió a esta red internacional. Además, han realizado otras prácticas relacionadas a este ámbito. ‘En 2019 formalizamos el primer crédito en Chile vinculado a criterios de sostenibilidad (ESG Linked Loan) con Acciona. Bajo esta estructura, la tasa de interés esté vinculada al comportamiento del deudor en las variables medioambientales, sociales y de gobernanza. También con Acciona se firmó el préstamo sindicado verde más relevante a nivel regional, con el objetivo de financiar inversiones de energía solar y eólica en el país y durante el mes pasado se oficializó el primer crédito sindicado ESG con Cristalerías Toro, siendo el primero de este tipo cerrado por una empresa de controladores chilenos’, dice Miguel Mata, gerente general de Banco Santander.

El ejecutivo agrega que hace unos meses se estrenó Santander Asset Management: ‘Este es el primer fondo mutuo domiciliado en Chile con foco en acciones globales con criterios ESG, lo que significa que tanto clientes retailers como institucionales podrán invertir en empresas de alta calidad, con un fuerte interés en desarrollar su negocio de manera sustentable, abordando criterios medioambientales, sociales y de gobernanza. El fondo cuenta con más de $58.548 millones bajo administración y más de 4.200 partícipes’.

Bci también se ha adentrado en la materia. El año pasado emitió su segundo bono verde y hace unas semanas firmó su incorporación al PRI. ‘Estamos convencidos de que la incorporación de los factores ESG en nuestros procesos de gestión de inversiones, en combinación con un análisis fundamental, pueden tener un impacto positivo y contribuir a entregar un retorno ajustado por riesgo superior en el largo plazo para nuestros clientes’, afirman desde Bci Asset Management.

La administradora de fondos Fintual incorporó a fines del año pasado en sus fondos un porcentaje de inversiones sustentables. ‘El 47,9% de las más de 100 mil personas que se han registrado, declara que quiere invertir en fondos ‘verdes’ (…) por lo que muchas personas se mostraron satisfechas con la decisión, porque era algo que estaban esperando hace tiempo. Hoy algunas nos piden que tengamos un fondo exclusivamente ‘verde’. Pasó también que un grupo se preocupó y preguntó si esto iba a comprometer rentabilidad, así que nos hemos tomado el tiempo de explicar y enseñar por qué no ha sido así. Por el contrario, en la crisis del covid-19, las inversiones con criterios ESG han tenido mejor desempeño que las que no los tienen’, afirma Omar Larré, cofundador de Fintual.

Buscando la sostenibilidad en el tiempo

Entre las últimas acciones que se han realizado en el país sobre el tema está el plan de la Comisión para el Mercado Financiero, que busca incorporar información de responsabilidad social y desarrollo sostenible en los reportes que los emisores de valores deben incluir anualmente en sus memorias. ‘Si bien estas medidas aún son incipientes, especialmente si las comparamos al nivel de regulación y taxonomía existentes en otros mercados como el europeo o el australiano, están comenzando a sentirse’, dice Elanne Almeida, socia de Gobierno Corporativo y Sostenibilidad de EY Chile, quien agrega que la incorporación de la información material es un fenómeno nuevo: ‘Su frescura no debe confundirse con la fugacidad. La presentación general de informes ESG será la nueva normalidad para las empresas. Cuanto antes mejor’, afirma.

Los expertos, además, están de acuerdo en la importancia de avanzar en temas de inversión sostenible, sustentable y de impacto. María José Montero, gerenta del Fondo de Inversión Social de Ameris Capital y directora de Acafi, señala que si bien en el país se han visto muchos avances, especialmente en los últimos cinco años, todavía es un mercado incipiente.

‘Tenemos mucho que avanzar. Lo que tenemos que hacer es habilitarnos en estos temas. Ya no es solo cambiar la mirada, sino también capacitar. Es relevante que a nivel de directorios haya conocimiento de esto; debemos capacitar a nivel de analistas, ejecutivos y no solo en la difusión. Ahora hay que avanzar en cambiar la mirada y también en trabajar para que la regulación existente sea adecuada, que facilite y no juegue en contra’, dice Montero.

Axel Christensen, de Blackrock, añade que la pandemia no será una limitante para avanzar en estos temas. ‘Respecto a sustentabilidad y resiliencia, nuestros estudios preliminares en el entorno actual de covid-19 apuntan a un mejor desempeño de índices que consideran estos criterios al compararse con sus equivalentes estándar, que no contemplan los criterios de sustentabilidad. En un informe reciente de BlackRock se pudo constatar que un 94% de este tipo de estrategias tuvo un mejor desempeño en el primer trimestre, mientras que un 88% lo tuvo para el período comprendido entre enero y el 11 de mayo de 2020. Se observó un comportamiento similar en episodios pasados de corrección de mercados bursátiles (2016 y 2018), por lo que creemos que hay creciente evidencia que los elementos de resiliencias observadas en estrategias sostenibles seguirán presentes hacia el futuro’, afirma.

Asimismo lo confirma Pilar Concha, de Acafi: ‘El mundo ha cambiado mucho en los últimos años, especialmente en los últimos meses. Los inversionistas no solo buscan retornos financieros, sino que también quieren que sus recursos contribuyan a mejoras medioambientales y/o sociales. Además, cada vez hay mayor consenso en que las inversiones responsables o sustentables son necesarias para disminuir riesgo y asegurar un retorno financiero a largo plazo’, sostiene la ejecutiva.

Volver arriba